Cómo proteger su sitio web contra ataques DDoS

Los ataques DDoS permiten a los piratas informáticos inundar redes o servidores con tráfico falso. El tráfico sobrecarga la red y provoca interrupciones en la conectividad. Esto evita que se procesen las solicitudes de usuarios legítimos. La empresa objetivo se queda sin servicios, lo que se traduce en un largo tiempo de inactividad, pérdida de ingresos y clientes insatisfechos.

Si una empresa u organización sabe cómo protegerse contra los ataques DDoS, puede ayudarles a mantenerse por delante de los piratas informáticos. Estas prácticas ayudarán a reducir el impacto de los ataques DDoS y acelerarán la recuperación después de un intento de ataque.

Definición de ataques DDoS

Un ataque DDoS, o ataque distribuido de denegación de servicio, tiene como objetivo provocar la caída de una red, servidor o servicio inundándolo con tráfico falso. Un aumento repentino en las solicitudes de conexión, los paquetes y los mensajes abruma la infraestructura del objetivo, lo que hace que se ralentice o se bloquee.

Los piratas informáticos pueden utilizar los ataques DDoS para chantajear a las empresas para que paguen rescates (similar al ransomware), pero hay razones más comunes detrás de los ataques DDoS.

  • Las comunicaciones o los servicios pueden interrumpirse
  • Daño de marca.
  • Puede obtener una ventaja competitiva incluso si el sitio web de un competidor no funciona.
  • Distraer al grupo de respuesta a incidentes.

Los ataques DDoS representan una amenaza para todas las empresas, grandes y pequeñas, así como para las empresas Fortune 500 y los minoristas electrónicos. Los piratas informáticos DDoS se dirigen más comúnmente a:

  • Minoristas en línea
  • Proveedores de servicios en TI.
  • Empresas del sector financiero y fintech.
  • Entidades gubernamentales.
  • Juegos de azar y casinos en línea

Para provocar un DDoS, los atacantes suelen utilizar una botnet. Las botnets son una red de equipos y dispositivos móviles infectados con malware controlados por el atacante. Los piratas informáticos utilizan estos "dispositivos zombis" para enviar solicitudes excesivas a un servidor o sitio web de destino.

Una vez que la botnet recibe suficientes solicitudes, los servicios en línea (correos electrónicos y sitios web, aplicaciones web, etc. Dejan de funcionar o fallan. Estas son las duraciones promedio de un ataque DDoS, según Radware).

  • El 33% de los encuestados mantiene los servicios sin disponibilidad durante más de una hora.
  • 60% dura menos de un día completo
  • 15% por un mes.

Un ataque DDoS generalmente no da como resultado una fuga de datos o una violación de datos. Sin embargo, puede ocasionar pérdidas financieras y de tiempo volver a obtener servicios en línea. No detener los ataques DDoS puede provocar la pérdida de negocios, carritos de compras abandonados y daños a la reputación.

Tipos de ataques DDoS

Todos los ataques DDoS están diseñados para abrumar los sistemas con demasiada actividad. Los piratas informáticos tienen otras estrategias para provocar una interrupción distribuida del servicio.

El tres principales tipos de ataque son:

  • Ataques a la capa de aplicación
  • Ataques de protocolo
  • Ataques volumétricos

Aunque los tres métodos son diferentes, un pirata informático experto podría usar los tres para abrumar a un objetivo.

Ataques de capa de aplicación

Un ataque a la capa de aplicación está dirigido a una aplicación en particular y no afecta a toda la red. Los piratas informáticos generan muchas solicitudes HTTP, lo que agota la capacidad de respuesta del servidor de destino.

Los expertos en ciberseguridad miden los ataques a la capa de aplicaciones por solicitud. Estos ataques son objetivos comunes que incluyen:

Este tipo de ataque DDoS es difícil de detener porque los equipos de seguridad a menudo no pueden diferenciar las solicitudes HTTP legítimas de las maliciosas. Estos ataques requieren menos recursos que otras estrategias DDoS y los piratas informáticos solo pueden usar un dispositivo para lanzar un ataque en una capa de aplicación.

Un ataque de capa 7 es otro nombre común para un DDoS a nivel de aplicación.

Ataques de protocolo

Los ataques de protocolo DDoS aprovechan las debilidades en los procedimientos y protocolos que regulan las comunicaciones de Internet. Se dirigen a toda la red y no solo a una aplicación.

Estos son los dos tipos más populares de intentos de DDoS basados ​​en protocolos.

  • Inundaciones de Syn: Este ataque aprovecha los procedimientos de protocolo de enlace de TCP. Un pirata informático envía solicitudes TCP al objetivo con direcciones IP falsas. El atacante envía solicitudes TCP con direcciones IP falsas al objetivo. Una vez que el atacante ha respondido, el sistema de destino espera la confirmación del remitente. El servidor se bloquea porque el atacante no envía la respuesta requerida.
  • DNS de los pitufos: Un pirata informático usa malware para crear un paquete de red que se adjunta a una dirección IP que no está allí. El paquete incluye un mensaje de ping ICMP que solicita una respuesta a la red. El atacante envía las respuestas a la dirección IP de la red, creando un bucle que finalmente destruye el sistema.

Especialistas en ciberseguridad medir los intentos de protocolo en paquetes por segundo (PPS) o bits por segundo (BPS). Los atacantes de protocolo DDoS son tan comunes porque pueden eludir firewalls mal configurados.

Ataques volumétricos

Los ataques DDoS basados ​​en volumen consumen el ancho de banda de un objetivo y solicitan datos falsamente, creando congestión en la red. El tráfico del atacante evita que los usuarios legítimos accedan a ciertos servicios y bloquea el flujo regular de tráfico.

Estos son los tipos más populares de ataques DDoS volumétricos:

  • Inundación UDP: Estos permiten que un atacante inunde puertos en hosts de destino con paquetes IP que contienen protocolos UDP sin estado.
  • Amplificación de DNS o reflexión de DNS: Este ataque transfiere grandes cantidades de solicitudes de DNS a la dirección IP de destino.
  • Inundación ICMP: Esta táctica aprovecha las solicitudes de errores falsos de ICMP para abrumar el ancho de banda de la red.

Las botnets son la base de todos los intentos volumétricos. Los piratas informáticos implementan dispositivos infectados con malware en grandes cantidades para generar picos de tráfico y agotar todo el ancho de banda disponible. Los ataques volumétricos son el tipo más popular de DDoS.

Defender su sitio web contra un ataque DDoS

Si bien es imposible evitar que los piratas informáticos intenten causar ataques DDoS, la planificación proactiva y las medidas proactivas pueden reducir el impacto potencial y el riesgo de tales intentos.

Cree planes de respuesta de protección DDoS.

Su equipo de seguridad debe desarrollar un plan de respuesta a incidentes. Esto garantizará que los miembros de su personal respondan rápida y eficazmente a los ataques DDoS. El plan debe incluir:

  • Instrucciones paso a paso sobre cómo responder a un ataque DDoS
  • Cómo hacer que su negocio funcione sin problemas
  • Partes interesadas clave y personal a los que se puede llegar desde arriba
  • Protocolos de escalamiento
  • Responsabilidades del equipo

Aplique altos niveles de seguridad en la red.

La seguridad de la red es esencial para detener cualquier intento de ataque DDoS. Un ataque solo puede tener efecto si los piratas informáticos tienen tiempo suficiente para acumular solicitudes. Es crucial poder reconocer un ataque DDoS temprano para controlar el radio de explosión.

Para garantizar Protección DDoS, puede confiar en los siguientes tipos de seguridad de red:

  • Cortafuegos y sistemas de detección de intrusos que actúan como muros de escaneo de tráfico entre redes.
  • Software antivirus y antimalware que detecta, elimina y bloquea virus y malware
  • Endpoint Security, una solución de seguridad que protege los endpoints (equipos de escritorio y dispositivos móviles) y que no permite que accedan actividades maliciosas.
  • Herramientas de seguridad web que bloquean el tráfico sospechoso y eliminan las amenazas basadas en la web.
  • Herramientas para evitar la suplantación de identidad, verificando que el tráfico tenga una dirección de origen que sea coherente con las direcciones de origen
  • Segmentación que separa los sistemas en subredes mediante protocolos y controles de seguridad únicos.

Se requieren altos niveles de seguridad de la infraestructura de red para proteger contra los intentos de DDoS. Puede preparar su hardware para picos de tráfico protegiendo los dispositivos (enrutadores, equilibradores de carga y sistemas DNS).

Crea redundancia de servidor.

Los piratas informáticos no pueden atacar todos los servidores simultáneamente si dependen de varios servidores distribuidos. Un atacante puede lanzar un ataque DDoS exitoso en un dispositivo de alojamiento, pero otros servidores no se ven afectados y continúan recibiendo tráfico hasta que el sistema de destino vuelve a estar en línea.

Para asegurarse de que no tiene cuellos de botella o puntos únicos de falla, es importante alojar servidores en instalaciones de colocación y centros de datos. También es posible un sistema de entrega de contenido. Los intentos de DDoS implican la sobrecarga de servidores. Una CDN puede distribuir la carga por igual entre varios servidores distribuidos.

Identifica las señales de advertencia.

Su equipo de seguridad debería poder identificar rápidamente las características de los ataques DDoS y tomar medidas inmediatas para mitigar el daño.

Estos son los indicadores más comunes:

  • Mala conectividad
  • Rendimiento lento
  • La demanda es alta para una página o un punto final.
  • Accidentes
  • Es posible que reciba tráfico inusual de una o varias direcciones IP.
  • Picos de tráfico de usuarios que comparten un perfil similar (modelo de sistema y geolocalización, versión del navegador web, etc.).

No todos los ataques están asociados con un tráfico elevado. Un evento que es de bajo volumen y corta duración a menudo se pasa por alto como un evento no relacionado. Estos ataques podrían utilizarse como desvío o prueba de una infracción más grave (por ejemplo, ransomware). Es tan importante detectar un intento de bajo volumen como identificar uno en toda regla.

Podría considerar organizar un programa de concientización sobre seguridad para educar a todo el personal sobre las señales de advertencia de los ataques. De esta manera, las señales de advertencia no se dejan al azar y el personal de seguridad puede recogerlas de inmediato.

Supervise constantemente el tráfico de la red.

Para detectar actividad, es una gran idea usar un monitoreo continuo. Los siguientes son los beneficios de CM:

  • Puede detectar intentos en tiempo real antes de que se desarrollen por completo.
  • Los miembros del equipo pueden desarrollar un fuerte sentido de la actividad típica y los patrones de tráfico. El equipo puede identificar actividades inusuales más fácilmente una vez que comprendan mejor las operaciones diarias.
  • El monitoreo está disponible las XNUMX horas del día para detectar signos de ataques que ocurren fuera del horario comercial normal y los fines de semana.

Dependiendo de la disposición, la herramienta CM puede ponerse en contacto con los administradores para resolver un problema o seguir las instrucciones de un script.

Regular la radiodifusión por red.

Para aumentar el impacto, los piratas informáticos detrás de un intento probablemente enviarán solicitudes a todos los dispositivos de su red. Su equipo de seguridad puede contrarrestar esta táctica restringiendo la transmisión entre dispositivos.

El reenvío de transmisiones se puede detener o apagar si es posible interrumpir los intentos de alto volumen. Puede indicar a los empleados que deshabiliten echo or cargando cuando sea posible.

Aprovecha los poderes de la nube.

La mitigación basada en la nube no es tan poderosa como el software y el hardware locales. La protección basada en la nube es capaz de escalar y manejar incluso grandes volúmenes de ataques con facilidad.

  • Los proveedores de la nube brindan ciberseguridad integral con los mejores firewalls, software de monitoreo de amenazas y más.
  • El ancho de banda de la nube pública es mayor que el de cualquier red privada.
  • Los centros de datos ofrecen alta redundancia y copias de datos, equipos y sistemas.

Por lo general, una empresa tiene dos opciones disponibles cuando se trata de protección basada en la nube.

  • Mitigación de la nube bajo demanda: Estos servicios se activan después de que un equipo o proveedor interno detecta una amenaza. Para mantener los servicios en línea, el proveedor desviará todo el tráfico a los recursos de la nube si se ve afectado por un intento.
  • Protección en la nube: Estos servicios enrutan el tráfico a través de un centro de limpieza en la nube, con una latencia mínima. Esta es la mejor opción para aplicaciones de misión crítica que no pueden permitirse el tiempo de inactividad.

La protección basada en la nube puede no ser necesaria si su equipo es competente. Para obtener los mismos resultados que la protección siempre activa o bajo demanda, puede crear un entorno híbrido o un entorno de múltiples nubes.

Conclusión

Un ataque DDoS es algo serio y estos casos son cada vez más frecuentes. Los expertos predicen que el ataque anual promedio aumentará a 15.4 millones para 2023. Este número sugiere que casi todas las empresas se verán afectadas por un ataque en algún momento. Por lo tanto, es importante prepararse para tal intento.